Ir al contenido principal

Nuestros secretos nos pueden enfermar

Nuestros secretos pueden ser muy tóxicos y ni siquiera nos
damos cuenta. Tuve que aprender que guardarme las cosas era
uno de los motivos por los que necesitaba alcohol u otras drogas,
para esconderme de mí misma. Cuando empecé a expresarme
abiertamente, comencé a curarme. El poder hablar y expresar
cómo me siento, me ayudan a aliviar el gran peso que llevo encima.

Meta: Comparte algo que has estado ocultando con un amigo
íntimo o con un miembro de tu familia. Verás que te sentirás 
mejor.

— Desconocido

Entradas populares de este blog

No busques a alguien que resuelva todos tus problemas, busca a alguien que no te deje enfrentarlos solo

¿Qué harás con tu única vida?

¿Y por qué no?