Ir al contenido principal

A quién vamos a engañar

Fuente de la imagen
Olvidar tu nombre
es una ligera forma de suicidio
al enfrentarme a un folio en blanco
sin tener
ni saber
qué es lo que tengo que escribir.

Olvidar tu nombre es tener un nudo en la garganta,
respirar una bocanada de aire,
y que cuando ese vacío llegue a mis pulmones
mi corazón muera poco a poco
porque,
es regado
pero
no con la razón de su latir.
—como si al regar una margarita con café ésta fuese a agradecernos nada—.

Olvidar tu nombre,
es la cuenta de los días de un anciano,
las últimas paginas de un buen libro,
y
los últimos besos de una pareja
que nunca deja de quererse,
y aun así se aleja.

Olvidar tu nombre es dejar de hacer el amor con miradas,
con sonrisas,
con tus manos,
y qué triste dejar atrás tanta magia.

Si nos seguimos queriendo.
A quién vamos a engañar.

— Patricia Montero Rodriguez

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué harás con tu única vida?

¿Y por qué no?

Dame un buen motivo, y te juro que me arriesgo